«Estuve a punto de perderlo todo»: Kevin Bacon

Kevin Bacon (64) se suma a la larga lista de víctimas del que ha sido uno de lo casos más grandes de estafa en la historia de Wall Street: el de Bernard Madoff. El intérprete estadounidenses descubrió en 2008, junto con su pareja, Kyra Sedgwick, que «casi todo» su dinero estaba en manos de este asesor tildado como «el mayor estafador de todos los tiempos».

«Nos miramos y nos dijimos: ‘Bueno, eso apesta, así que arremanguémonos y pongámonos a trabajar'», ha desvelado Bacon en una entrevista para el podcast Smartless.

Bacon confesó a los actores Jason Bateman, Will Arnett y Sean Hayes -conductores del programa- que se apoyaron en su familia para superar el bache: «Hemos llegado hasta aquí, nuestros hijos están sanos, estamos sanos… Vamos a observar qué es lo que tenemos bueno. Todavía podemos trabajar los dos», fue la reacción de la pareja. Además, y según añadió Bacon, «creo que a la gente no le haría muy feliz» escucharle «lloriquear por dinero».

Durante su intervención en el programa, el protagonista de Mystic River desveló que en ese momento sí sintió impotencia: «Ciertamente, te enfadas y esas cosas, pero debo decir que había muchas personas que estaban mucho peor que nosotros: personas mayores, personas cuyos fondos de jubilación fueron completamente diezmados. Así que siempre habrá alguien que lo pasará mucho peor que tú», apostilló.

Madoff falleció el 14 de abril de 2021, a los 82 años en la prisión federal de Butner (Carolina del Norte). Fue descubierto y arrestado en 2008, por acusaciones de que su empresa, Bernard L. Madoff Investment Securities, había robado miles de millones de dólares a particulares, empresas y organizaciones benéficas.

Después de la sentencia, se estableció el Fondo de Víctimas de Madoff para restaurar algunos de esos activos perdidos a todos los afectados. Son abundantes: hasta la fecha, 40.454 víctimas han recibido pagos y asistencia por más de 4.078 millones de dólares. Bacon y Sedgwick han recobrado parte de sus ahorros, aunque no todos.

El protagonista de El regreso de un soldado no concretó cuánto dinero había perdido, sino que se centró en la lección de vida: «Si algo es demasiado bueno para ser verdad, es demasiado bueno para ser verdad«, dijo en el podcast.

Fuente: BBC mundo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.