«Era un abuso mutuo»

La terapeuta de ambos aseguró que la relación se convirtió en un grave problema desde el inicio.

Desde que inició el juicio entre Johnny Depp y Amber Heard personas cercanas a su entorno han hablado sobre su relación en la corte. Además de los millones de dólares que están en juego también la reputación de Depp, quien fue acusado por su exesposa por violencia doméstica mientras él lo niega y la contrademandó por difamación.

Su juicio en Virginia –que se espera dure algunas semanas más- ha sido tan mediático que incluso fue televisado. Se espera que en próximas fechas acudan a declarar celebridades como James Franco, Paul Bettany y Elon Musk. Por lo pronto, quien ya expresó su versión al juez fue su terapeuta, la Dra. Laurel Anderson, quien supervisó sus sesiones entre octubre y diciembre de 2015.

Hay que recordar que la actriz de Aquaman solicitó el divorcio en mayo de 2016 después de 15 meses de matrimonio. En un artículo de periódico, se describió como una mujer abusada física y sexualmente por los problemas con las drogas y el alcohol del actor. Además de repercusiones en despidos como en la saga de Piratas del Caribe y Animales Fantásticos, la defensa de Depp argumenta que es una estrategia para perjudicarlo.

De acuerdo con la especialista, existió una volátil dinámica entre Depp y Heard en donde discutían constantemente e incluso amenazaron abandonar su terapia. Cuando el actor no se encontraba, Heard denunciaba agresión física e incluso llegó con moretones en la cara.

Asimismo, aseveró que ambos habían vivido en su infancia situaciones de violencia ya que mientras a Heard la golpeó su padre, a él su madre. En su opinión, Depp se había controlado durante sus relaciones. “Con la Sra. Heard, se desencadenó. Se involucraron en lo que vi como abuso mutuo”, dijo en palabras recopiladas por BBC.

Esto lo aseguró después de afirmar que en más de una ocasión Heard se violentó para evitar que Depp se saliera de la sala. “Era un motivo de orgullo para ella, si se sentía irrespetada, iniciar una pelea. Si él iba a dejarla para desescalar la pelea, ella lo golpearía para mantenerlo allí, preferiría estar en una pelea que dejar que se fuera. La Sra. Heard tenía un estilo de hablar de martillo neumático. Él tenía problemas para hablar a un ritmo similar. Se cortaba mucho”, agregó.

Esto llega poco después que una exasistente personal de Heard testificara sobre la reacción que ésta tuvo cuando le pidió un aumento de sueldo. “Ella saltó de su silla, puso su rostro aproximadamente a cuatro pulgadas de mi rostro. Me escupió en la cara, diciéndome ‘cómo te atreves a pedirme el salario que estás pidiendo’”, indicó Kate James.

Fuente: El Financiero

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.