Solo 27% de las cintas propuestas para el Oscar fueron dirigidas por mujeres.

La cifra es mucho menor a la estipulada en el 2021.

El tema de la inclusión y la equidad dentro de la industria cinematográfica se mantiene como uno de los que más divide a la gente. Algunos consideran que las cosas ya están perfectamente cubiertas y hasta comienzan a desbordar. Mientras que otros aseguran que estamos lejos de mostrar un progreso real, razón por la cual es necesario seguir adelante con la misma cantidad de insistencia y paciencia. Tan sólo hay que ver cómo reacciona el público con noticias como el elenco de Batgirl, que incluye talento latino y trans, así como las críticas a Eternals – 58% por ser demasiado “progres” y mostrar a una pareja del mismo sexo. No es extraño que al hacer cuentas se siga notando que las películas creadas y desarrolladas por mujeres siguen sin ser vistas y nada tiene que ver con la clásica frase de “no importa el sexo, importa que sean buenas películas.”

Muchas actrices han pasado a la producción y a la dirección porque es una forma de asegurar más control sobre algunos roles. Scarlett Johansson, por ejemplo, decidió involucrarse cada vez más en el UCM porque quería que su personaje dejara de ser una mera figura sexual. Eventualmente ella ayudó a producir Black Widow – 87% y hasta tuvo un encuentro legal con Disney porque la empresa no tomó en cuenta su contrato luego de decidirse por un estreno dual en cines y streaming. Maggie Gyllenhaal, quien tiene una larga y reconocida trayectoria como actriz, decidió dar el paso a la dirección para contar una historia que nadie más se animaba a hacer y porque muchas compañías la han ignorado por su edad.

Más allá de aquellos nombres que siempre se han dedicado a la dirección o a la producción, cada vez más se ve este tipo de cambios en los que las actrices buscan más participación para asegurar que sus necesidades e intereses no sean opacados por otros. Uno esperaría que con esta alza las grandes premiaciones también fueran encontrando la forma de abrirse mucho más para apoyar este tipo de contenido, así como el que está directamente relacionado con los latinos, los afroamericanos, los trans y cualquiera que forme parte de la comunidad LGBTQ. Por desgracia, los números no mienten y el camino para llegar al Oscar sigue siendo muy conflictivo.

Según The Wrap, sólo el 27.1% de las películas consideradas para el Oscar fueron dirigidas por mujeres. Esto no hace un cambio significativo a los números vistos en 2020. Si bien es cierto que este año la pandemia afectó mucho los estrenos, con menos títulos en salas comerciales en comparación con años anteriores, las obras que llegan a los premios de la Academia siguen sin estar a la par de las producciones con mujeres al frente.

En 2021 sólo 276 películas podían ser consideradas para el Oscar, el número más bajo en una década. De estas 276 películas, 75 fueron dirigidas por mujeres. El año pasado se consideraron 366 títulos y 100 de esos fueron con directoras al frente, dando un 27.3% La misma fuente indica que el año pasado se rompió un récord de cintas hechas por mujeres y el porcentaje va aumentando poco a poco, pero este año no se notó en las listas de esta famosa premiación.

Kirsten Schaffer, CEO de Women in Film declaró a The Wrap:

El año pasado realmente me emocionó ver que habíamos subido 4, y tenía la esperanza de que eso siguiera subiendo, pero por supuesto está estancado. Fue una gran atención de Hollywood en estos últimos cinco años, y hemos progresado un poco. Pero nosotros en WIF definitivamente no estamos viendo el mismo tipo de atención sobre el tema como el año pasado y el año anterior.

Los documentales siguen siendo las obras donde las mujeres están mejor representadas y reconocidas, pero la ficción es donde todavía no se rompen los esquemas de antaño. Este año, hay buenas probabilidades de que Jane Campion se lleve varios premios con su cinta de El poder del perro – 98%, pero se trata de una mujer entre cientos, una que tuvo que pelear muy duro para formarse una carrera como directora y que con esta cinta está siendo reconocida a nivel mundial después de que por muchos años se le considerara una directora que hacía películas “sobre mujeres.” Maggie Gyllenhaal, con La hija oscura – 100%, podría colarse en algunas categorías, pero será una agradable sorpresa si termina en la categoría a Mejor Director.

A nivel internacional también se notó el cambio. Aunque Tatiana Huezo podría llegar lejos con Noche de Fuego – 95%, este año las creadoras perdieron terreno en la categoría de Mejor Película Internacional. El año pasado, 35% de las consideradas fueron dirigidas por mujeres, pero este año el panorama cambió a mal con un 24%; 22 cintas de entre las 93 seleccionadas. Sin embargo, en el mundo de la animación sí hubo un progreso. 23% de las películas posibles para esta categoría tenían a una directora, ya fuera en equipo o en solitario; esto equivale a 6 de 23 títulos, mientras que el año pasado sólo fueron 2 de 27, lo que resultó en un 7%.

Texto original: Tomatazos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: