El juego del calamar: El éxito que pudo no crearse

Según el WSJ el éxito de Netflix de la temporada pudo nunca llegar a trasmitirse

El juego del calamar es una de las grandes series de Netflix de toda su historia. La premisa de un grupo de participantes en un juego macabro y retorcido que pone a prueba su inteligencia, resistencia y moral ha conquistado al público. Más que eso. Ha causado revuelo alrededor del mundo por sus múltiples lecturas. Para un grupo de la audiencia se trata de una mirada incómoda sobre las diferencias sociales y la forma en cómo la sociedad las asimila. Para otros, una prueba sobre hasta qué punto la codicia puede transformar incluso al ciudadano más inofensivo en monstruos. 

Sea cual sea la opinión, el hecho es uno solo. El Juego del calamar es un fenómeno impredecible que aumenta en popularidad a cada día que pasa. Las plataformas sociales se encuentran llenas de todo tipo de memes, chistes y referencias relacionados con el programa. De pronto, la mirada cínica, cruel y al final, enfática del show sobre la naturaleza humana parece haber sorprendido al público.

Tampoco lo esperaban las sucesivas productoras y estudios que rechazaron el proyecto por más de diez años. En un artículo publicado por el WSJ, el creador del show, Hwang Dong-hyuk, revela algunos detalles de producción. El más sorprendente es que la historia casi pierde su oportunidad de llegar a la televisión. ¿El motivo? La mayoría de los ejecutivos que leyeron el guion estuvieron convencidos de que el concepto era “demasiado grotesco y poco realista”.

La opinión se convirtió en un obstáculo real para que El juego del Calamar fuera aceptado o incluso considerado por alguna cadena o estudio. Una y otra vez, el creador recibió la misma respuesta. La situación se volvió crítica cuando Hwang Dong-hyuk se negó a cambiar la premisa original, convencido de que se trataba de una idea “valiosa”.

Para entonces, el escritor atravesaba todo tipo de problemas. Vivía con su madre y su abuela en su natal Corea del Sur y su situación económica se hizo tan compleja que terminó por vender su computador portátil para intentar obtener dinero. Para entonces, ya el creador había imaginado la idea y tenía una perspectiva bastante clara de la historia. 

No obstante, no pudo completar el guion de El juego del Calamar debido a la eventualidad de perder su instrumento de trabajo. En la entrevista que ofreció a WSJ, el escritor confiesa que se trató de un momento “duro y descorazonador” pero que mantuvo el “ánimo”. Diez años después, la insistencia de Hwang Dong-hyuk crear una de las series más exitosas del gigante de las plataformas. También convertir a su historia en un ejemplo de perseverancia y voluntad. “Un poco como uno de mis personajes”, confiesa en la entrevista. 

Después que los estudios locales de Corea del Sur rechazaran el guion una y otra vez, finalmente la historia llegó a Netflix. El servicio por suscripción streaming no solo se comprometió a grabar la serie, sino que encontró en ella un “considerable valor”. Minyoung Kim, vicepresidente de contenido de Netflix para Corea, el sudeste asiático, Australia y Nueva Zelanda, dijo que “nunca habían visto crecer algo tan rápido y agresivo como El Juego del calamar”. 

Después que los estudios locales de Corea del Sur rechazaran el guion una y otra vez, finalmente la historia llegó a Netflix. El servicio por suscripción streaming no solo se comprometió a grabar la serie, sino que encontró en ella un “considerable valor”. Minyoung Kim, vicepresidente de contenido de Netflix para Corea, el sudeste asiático, Australia y Nueva Zelanda, dijo que “nunca habían visto crecer algo tan rápido y agresivo como El Juego del calamar”. 

Según el ejecutivo de Netflix, las luchas de clases representadas en el programa “hablaban con la realidad”. Por otro lado, Hwang Dong-hyuk está convencido que el mundo después de la pandemia ha cambiado lo suficiente para hacer la historia más verosímil. “El mundo ha cambiado”, dijo al Wall Street Journal. “Todos estos puntos hicieron que la historia fuera muy realista para las personas en comparación con hace una década”

Hasta ahora, El juego del Calamar es el programa más visto en más de noventa países. También ha sido subtitulado en 31 idiomas y doblado a otros 13. Por si eso no fuera suficiente, el tráiler también se ha convertido en un pequeño fenómeno en sí mismo. Ya superó al de Bridgerton Lupin, remontando las 17 millones de visualizaciones.

Según el artículo del WSJ, se cree que el programa podría convertirse en el más visto de Netflix en pocas semanas. Siempre según las fuentes del artículo, la popularidad del programa puede provenir directamente de la inversión en programa coreana de la plataforma. El servicio por suscripción, reveló a WSJ que invirtió 700 millones de dólares en películas y programas de televisión coreanos entre 2015 y 2020.

Texto original: Hipertextual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .