Platoon’, ‘Wall Street’, ‘Nacido el cuatro de julio’ , ‘JFK Caso abierto’, ‘Nixon’… Con tres Premios Oscar, Oliver Stone, de 73 años, continúa siendo uno de los directores más prolíficos de Hollywood. Sin embargo, no le gusta el rumbo que está tomando la industria en la meca del cine. “Todo se ha convertido en algo demasiado frágil, demasiado sensible. Hoy en día, en Hollywood, no puedes hacer una película sin un asesor de Covid. No puedes hacer una película sin un asesor de sensibilidad. Es ridículo”, ha declarado durante una entrevista con el New York Times.

El cineasta critica, entre otras cosas, la falta de libertad creativa. “Es todo políticamente correcto y no es un mundo del que quiera formar parte. Parece una fiesta de te de ‘Alicia en el País de las Maravillas”, añade.

Lo cierto es que la crisis del coronavirus ha provocado un cambio a todos los niveles y a los equipos les está costando adaptarse. Con muchas producciones paralizadas o aplazadas, las que ya han vuelto al trabajo lo han tenido que hacer bajo unas estrictas condiciones sanitarias que les han obligado incluso a modificar los guiones para reducir el contacto físico al máximo.

Entre sus últimos proyectos, están la serie documental ‘JFK: Destiny Betrayed’, que muestra documentos desclasificados del asesinato del presidente; y ‘White Lies’, un drama sobre tres generaciones en el que vuelve a coincidir con Benicio del Toro después de ‘Salvaje’.

Texto original: Fotogramas