Patty Jenkins ha creado con la Mujer Maravilla una nueva forma de crear cine de superhéroes. Con la cinta, Jenkins marcó un nuevo ritmo en el universo de DC comics y levantó el gusto del público por las cintas después de la desastrosa (según algunos) Batman V Superman.

La directora ha sido enfática muchas veces que su predilección por DC sobre Marvel ha sido principalmente por el control creativo de la historia más allá de los argumentos administrativos de la empresa.

En una entrevista, la responsable de Monster habló sobre su percepción del proceso creativo que tienen en el estudio creador del MCU. Hay que recordar que, en algún punto, Jenkins estuvo a bordo para comandar Thor: The Dark World, pero salió del proyecto por diferencias creativas, siendo remplazada por Alan Taylor. Sobre esto dijo lo siguiente:

“Realmente me agrada la gente que trabaja ahí, pero quieren tener total control sobre sus películas. Hay control sobre el director. Sí, puede pasar. Además, demuestra que un director o directora no puede imponer su visión”.

Además, agrega:

“Cuando esto sucede, tengo la impresión de que estas personas están haciendo un trabajo diferente al que yo hago, pero con Mujer Maravilla 1984 creo que hice exactamente lo que quería. Todo lo que una película de superhéroes necesita viene naturalmente a mí. Me encanta rodar grandes escenas de acción en grandes sets. Lo disfruto de verdad”.

Con la secuela de la Mujer Maravilla, WM84, Jenkins se coloca como una de las directoras más lucrativas del género y un referente al momento de hablar de cine de superhéroes. Por otro lado, y con un “Universo de Mujeres” próximo en el MCU, puede ser que Jenkins ponga sobre la mesa una oportunidad para Marvel y su interminable caja de ideas.

Solo el tiempo lo dirá.

Fuente: Cinepremiere