Por alguna razón Mad Max: Fury Road ganó todas las categorías técnicas en las que estuvo nominada en su momento. La cinta, una verdadera obra maestra del director George Miller, nos demuestra de nuevo como el CGI es muy socorrido en un cine donde los superhéroes dominan y la vieja escuela del cine, es, al parecer, una gran escuela.