Leyendas de pasión cumple 25 años.

Toda estrella tiene un largometraje que le encumbra. Tom Cruise tuvo ‘Top Gun’, Johnny Depp ‘Eduardo Manostijeras’ y Emma Stone contó con ‘La La Land’ por poner algunos ejemplos. La de Brad Pitt fue ‘Leyendas de Pasión’.

Antes de trabajar con Tarantino, antes de la vida en modo ‘Brangelina’, antes de su matrimonio con Jennifer Aniston, un poco antes de la primera colaboración con Fincher y después de estrenar ‘Entrevista con el vampiro’, el actor contó con el proyecto que le lanzó al estrellato: un drama familiar con toques bélicos, espíritu aventurero y, por supuesto, romance. Un compuesto perfecto para que cualquier intérprete emane luz

.image

Su papel como el vampiro Louis no había pasado desapercibido, pero en aquella historia había más de un personaje principal (no hay que olvidar que Cruise le daba réplica). Aquel chico que se dio a conocer como el timador de ‘Thelma y Louise’ debía de tener una oportunidad como protagonista absoluto. Y ese título para engrandecerle llegó de la mano de Edward Zwick.

Basada en la novela de Jim Harrison, la historia presenta a un coronel que tras luchar por la causa de los indios vive retirado en un rancho de Montana con sus tres hijos: Alfred, el más responsable, Tristan, el favorito de su padre y el más rebelde, y Samuel, el más idealista de los tres. Años después, Samuel regresa al hogar para presentar a su prometida, Susannah. La familia congenia con la joven hasta tal punto que los dos hermanos mayores sentirán algo más por ella. Al estallar la Primera Guerra Mundial, cambiará todo en sus vidas.

El sentimiento de reivindicación y aventura que pretendía desprender Zwick quedaba muy escasa en el resultado. Esos personajes podían haber dado más: queda claro que Tristan tiene un carácter indomable, pero se podía haber exprimido más, no solo mostrando la melena rubia de Pitt al viento.

Poco a poco en el cine de los 90 se fueron viendo personajes femeninos con más peso y relevancia. No obstante queda muy claro quién era el que importaba en aquella producción. Al fin y al cabo, Susannah -como todos- es un satélite más que gira en torno al astro principal de la función: Pitt.

“He cumplido todas las reglas; las humanas, las divinas y tú no has cumplido ninguna. Y todos te han querido más a ti: Samuel, papá, incluso mi mujer”.

image
La cinta rebosa sensualidad y altas dosis de ese espíritu indómito gracias a la mencionada fotografía, obra de John Toll (‘Braveheart, ‘La delgada línea roja’). A la imagen le acompañaba la partitura de James Horner, el gran combustible del metraje. Luego vendrían las músicas de ‘Braveheart’ o ‘Titanic’, pero ninguna ha superado la creación para la obra de Zwick.
¿Recuerdas está cinta?
Texto original: Fotogramas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: