Apple sí…¿Pero no lo pueden usar villanos?

Knives Out se convirtió en un éxito inmediato por su gran argumento y excelentes actuaciones, y uno de los elementos más importantes de la cinta fue la comunicación entre smarthphones de los personajes, sin embargo, algo interesante pasaba entre bambalinas en un estira y afloja tecnológico de la cinta.

Al parecer  Rian Johnson, acepto que la compañía de la manzana prohibió que cualquier miembro sospechoso en la cinta utilizará un iphone para comunicarse.

En una entrevista  con Vanity Fair, Johnson desglosó una de las escenas fundamentales de su comedia de misterio, nominada a Mejor guión original en la pasada edición de los Premios de la Academia.

Atención: ALERTA DE SPOILER.

Al comienzo del segundo acto de Knives OutRansom Drysdale (Chris Evans) arriba a la mansión Thrombey para la lectura del testamento de su abuelo, el autor Harlan (Chistopher Plummer), muerto días antes debido a un supuesto suicidio. Este es el momento en que todos los familiares cercanos al fallecido se reúnen por primera vez. Además, aquí ocurre algo curioso: varios de estos personajes se comunican (o enajenan) mediante un iPhone, excepto Ransom. Sí, aquel que en este retorcido relato resulta ser el verdadero criminal.

Según las palabras de Rian Johnson, esta situación obedece enteramente a un prohibición generalizada por parte de Apple.

«No sé si debería decir esto o no. No porque sea lascivo o algo así, sino porque me va a fastidiar en la próxima película de misterio que escriba. Pero olvídalo, lo diré, es muy interesante», confiesa el cineasta a Vanity Fair«Apple te permite usar iPhones en las películas, pero —y esto es muy importante— si en alguna ocasión ves un filme de misterio, [notarás que] los malos no pueden tener iPhones ante la cámara».

Al parecer, la prestigiosa multinacional de tecnología no cree en el principio de que «no existe la mala publicidad». Por ende, prefiere que sus productos estén vinculados a los héroes de las grandes producciones y no a los desalmados homicidas. Que el público sepa esto, indudablemente podría arruinar muchos twists en cintas futuras,  por lo que ahora Johnson se reconoce en «peligro de muerte».

«Todo cineasta que tenga un chico malo en su película —lo cual se supone que debería ser un secreto— querrá asesinarme ahora mismo», bromea el estadounidense.

Hasta ahora, la secuela de Knives Out es un proyecto anunciado, con Johnson nuevamente en la silla de dirección, y Daniel Craig ya ha expresado su deseo de volver a interpretar al detective Benoit Blanc.

Con información de Cinepremiere

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: